EL PEQUEÑO GIGANTE DEL BEISBOL (1 DE 2)

Algo muy común en nuestra pelota caliente son los motes y vienen desde muchas décadas atrás, como olvidar al “Bambino”, “Joltin Joe” o “Reggie”, si aquí escuchamos “El Superman de Chihuahua” sabemos que se trata de Héctor Espino, “La Malita” estamos seguros que hablan de Epitacio Torres ó “El Paquin” solo hay uno, Francisco Estrada, lo mismo pasa con Guillermo López a quien apodan “La Araña”, “El Chachangas”, “La Arañita” ó como lo recuerda en su libro el inmortal de Cooperstown Dave Winfield, “The Spiderman” , todo mundo lo conoce, no hay nadie que haya ido al estadio Tomas Oroz Gaytan y no recuerde a este diminuto joseador, quien permeaba vitalidad y habilidad, con un certero brazo que mandaba tiros espectaculares e increíbles para su breve estatura

Guillermo López nació el 10 de Febrero de 1952 en el vecino estado de Sinaloa, en un rancho denominado “Los Ojitos” en el Municipio de El Fuerte, hombre de extracción humilde, carácter afable y memoria privilegiada, su mente guarda dentro de ella momentos inolvidables, pasajes chuscos, anécdotas beisboleras e instantes célebres.

Puro Béisbol se sentó con este inmortal de la región cajemense para divagar y conocer un lado desconocido de la pelota caliente, “La Araña” nos lleva a viajar con su mente y relatos por 40 temporadas de la Mex-Pac.

PURO BEISBOL-¿Cómo fue tu niñez y adolescencia?

GUILLERMO LOPEZ- Pues mira tuve una niñez muy feliz, llena de bonitos recuerdos, algo de carencias, vendía diarios, pero no me puedo quejar, ya en mi adolescencia jugué mucho béisbol, era pitcher, llegue a participar en la “Antonio Galaz”, en primera y segunda fuerza y era bastante bueno tuve record de 4-2 en la primera fuerza, me caminaba la piedra.

PB-¿Cómo inicia tu carrera dentro del Club Yaquis de Obregón?

GL- Fue en el año de 1970, fui contactado por Don José María Parada Golarte (QEPD), quien a su ves me recomendó con el dueño del equipo, su hermano Don Rafael Parada Golarte (QEPD), a quien todos apodaban cariñosamente “Faly”, en esa mi primera temporada, el manager de los Yaquis era Miguel Sotelo, me sentía el rey del mundo, yo Memo López a mis escasos 18 años, me codeaba con los mejores peloteros de la época, nomás de acordarme se me pone la piel de gallina.

PB-¿Qué diferencias ves en la forma en que se manejan los clubs ahora a como se manejaban en tus inicios?

GL-Pues mira yo cuando comencé a chambear era “el mil usos”, lavaba la ropa (uniformes), la sacaba a secar, boleaba zapatos, hacia mandados y pues ya después en el partido pues era tener listas las pelotas, bats, uniformes para que los beisbolistas nomás llegaran y se cambiaran, así como todas las actividades normales de un bat boy, hoy es un mundo muy diferente ahora entre varios hacen los que hacia yo solito, no me quejo yo me sentía privilegiado estando al lado de “los caballos”.

PB-¿Cuáles son tus mas grandes recuerdos de el campeonato que viviste en la campaña 1972-73?

GL-Pues una temporada memorable al lado de Dave García, quien era un señoron sumamente amable, sincero y humano. Además de eso pues el haber ido a Maracaibo a la Serie del Caribe, en ese gran evento fui “roomie” de Dn Héctor Espino González, ahí nomás con el mas grande pelotero de todos los tiempos, Espino era sencillo y calido, pero nomás entraba al terreno y se transformaba en un “animal” con el guante y con el bat, ufff… que grandes recuerdos, de ese clásico caribeño recuerdo la única victoria que obtuvimos fue ganada por “Huevo” Romo con cañonazo de Espino (1-0) vencimos al equipo de casa.

PB-Uno en la vida va coleccionando amistades ¿Quiénes han tus grandes amigos dentro del béisbol?

GM-Jim Campanis, Paquin Estrada, Aurelio Rodríguez, Vicente Romo, Willie Aikens y por supuesto Vinicio Castilla, todos ellos me demostraban su amistad y siguen en contacto con uno, apoyándome de vez en cuando, son seres muy valiosos todos ellos.

PB-¿Recuerdas algún momento desagradable en tu carrera con los Yaquis?

GM-Si, en la temporada del segundo titulo de Obregón, “El Chino” Márquez, me coloco unos algodones con alcohol en mis spikes, los prendió y me comencé a quemar el uniforme, sufrí quemaduras en mis piernas, es la vez que sentí mas impotencia, me sentí mofado y usado, no se vale que jueguen con uno, nomás porque lo ven chiquito creen que pueden hacerme cosas, pero mas de dos se arrepintieron, yo era bien entron.

PB-¿Qué viene a tu mente cuando te pregunto por las diademas de 80-81 y 2007-08?

GM- Del primero la atrapada de Toño Villaescusa en el séptimo partido, a mi gusto es el engarce mas espectacular que he visto en mi vida y del ultimo la celebración, nunca la olvidare, toda esa gente en el estadio, que bonita foto tengo aun en mi mente, para mi es el mejor momento de mi carrera ese ultimo titulo.

PB-Siempre te veíamos previo al juego que le dabas una sobadita a todas las esféricas que se usarían en el partido, ¿que solución le dabas?

GL-Algo muy sencillo, toronja y tierrita, era como una maquillada que les daba.

PB-Dave Winfield te menciona brevemente en su libro autobiográfico (A Players Life/La Vida de Un Jugador), ¿que recuerdas de el?

GM-Era un moreno muy travieso, recuerdo que en varias ocasiones fuimos a ver softbol femenino al estadio de “Las Cortinas” todas las morras querían con el, estaba grandote el canijo, buen tipo, aquí llego bien chavalito, el jonron que pego en el TOG es el mas descomunal que han visto mis ojos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: